Cómo será el futuro de los camioneros

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Cómo será el futuro de los camioneros

¿Te interesa conocer cómo se plantea el futuro para los camioneros? A continuación te presentamos algunas pautas sobre lo que puede ser que suceda en los próximos años o décadas aunque habrá que esperar que pase el tiempo para ver si todos estos pronósticos sobre los camiones autónomos y el futuro de los camioneros se vuelven una realidad.

Cómo se plantea el futuro para los camioneros

Unos meses atrás el primer camión autónomo salió a la luz. Funciona sin conductor y sin duda esto supuso el punto de partida para un debate sobre la desaparición de los transportistas y conductores. En Japón también se está experimentando con convoyes que funcionarían mediante un piloto automático. Sin duda la alta demanda de productos, cada vez más elevada, está suponiendo que las redes de distribución cada vez necesiten de una mayor automatización, pero ¿supondrá esto el fin de los camioneros?

Parece más que claro que la tecnología no supone un freno ni una barrera para que se produzca la desaparición del trabajo de camionero o transportista, pero sin duda si existe una gran barrera social. En cuanto a los transportes a pequeña escala, parece imposible que estos funcionen sin conductores humanos pero sin duda también se está trabajando en ello y los drones para reparto se alzan como los posibles sustitos de los repartidores, aunque de momento son simplemente un complemento pues como leemos en Informe21 los transportistas siguen siendo muy demandados.

Por contra, diferentes encuestas evidencian que con el envejecimiento de la población cada vez hay menos conductores de camiones y menos personas que elijan este oficio para ganarse la vida. Con la automatización del transporte por carretera se quiere lograr que la industria de los camiones sea mucho más segura, así como terminar con la alta mortalidad al volante. Además en algunos lugares del mundo como en Japón, dónde apenas existen conductores, se quiere suplir la carencia de profesionales. Pero esto no sucede en Europa, ni en España, dónde la implementación de estas nuevas tecnologías se traduciría sin duda en una pérdida masiva de empleo.

Para algunos directivos de empresas la automatización será básica para el progreso de las empresas y reseñan que contará con muchos aspectos positivos como que los conductores (que serán necesarios pues no todos los trayectos pueden automatizarse) podrán descansar más y se evitarán accidentes debidos a demasiadas horas en ruta. Pero sin duda, estas noticias abren un gran debate pues con la Inteligencia Artificial y la automatización de muchísimos procesos que hasta ahora realizaban las personas se podrá terminar con profesiones como la de camionero o la de repartidor, pero además puede suponer una amenaza para muchos más profesionales, como los cirujanos, que con el paso del tiempo podrían llegar también ser sustituidos por Inteligencia Artificial. Es por ello que se considera que las nuevas generaciones deberán tender a la especialización si no quieren quedarse sin empleo, convirtiéndose en expertos o en ingenieros en lugar de ser camioneros o conductores.

Algunos camioneros con experiencia entienden que sin duda su trabajo está destinado a desaparecer y vaticinan que los drones sustituirán a los servicios de mensajería clásicos de forma total, con lo que se prescindirá de los mensajeros, y los transportistas también desaparecerán, al menos todos los que realicen trayectos que puedan mecanizarse.

Lo que también está claro para todos estos profesionales es que en la actualidad las redes de distribución todavía no se encuentran bien preparadas para estos cambios. Consideran que podrían automatizarse los grandes trayectos, pero para los cortos resultará mucho más complicado el cambio y habrá que hacerlo de forma progresiva, adaptando las infraestructuras, ya que por ejemplo, los camiones de gran tonelaje no pueden acercarse a hacer un reparto al centro de una ciudad, y es por ello que automatizar este tipo de transporte en la actualidad resulta básicamente imposible. Estos expertos consideran que digitalizar las grandes carreteras no será complicado ni supondrá un gran coste, pero que por contra lo más complicado será adaptar las ciudades a este tipo de tecnología.

Es por ello que, como sucede actualmente en Japón y ya se está viendo también como nueva tendencia en Europa, al haber cada vez menos conductores la automatización será probablemente la solución a largo plazo. Se está hablando mucho también de la apuesta por flotas de camiones en las que será un conductor el que controlará muchísimos camiones, con lo que la reducción de empleo no sería tan elevada.

Sin duda habría que cambiar también la legislación y las normativas vigentes, y realizar mucho trabajo para lograr que este tipo de tecnología sea aceptada por la sociedad, pues en muchos casos supondrá de diferentes problemas, tanto por la responsabilidad civil en caso de que sucediera un accidente como por los temas morales que se derivan de la ética de la tecnología artificial y de los robots.

Los expertos llegan a comparar a los camioneros ascensoristas, cuyo oficio fue desapareciendo casi sin que nadie se diera cuenta. Resulta evidente que en un primer momento resultará complicado y el debate entre progreso y destrucción de empleo se irá haciendo cada vez más grande, pero resulta todavía más evidente que las personas deberán adaptarse a los cambios a fin de no quedarse rezagadas en el ámbito laboral. De momento aún habrá que esperar años y décadas para ver qué sucede.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest