Cómo financiar un coche sin nómina

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Un coche es, para muchas personas, una necesidad, ya que viven en una zona de la ciudad muy apartada del centro, o incluso si lo que se quiere es tener más posibilidades de trabajo, el tener un vehículo propio puede hacer que se decanten por ti para dicho puesto, porque cuentas con más movilidad para ir de un lado a otro. Pero sabemos que no todo el mundo puede permitírselo, debido a que en el banco no suelen dar préstamos a personas que no tengan nómina. Por este motivo hemos creado este artículo en el que te explicamos cómo financiar un coche sin nómina de manera fácil y sencilla, para que puedas optar a todo lo que siempre has querido.

Cómo conseguir un préstamo para un coche

Si has ido al banco y después de una larga charla con los empleados, te han dicho que es imposible darte crédito para que te puedas comprar el coche que siempre has querido, aquí vas a encontrar algunos métodos diferentes que pueden serte de gran utilidad y que cuentan con beneficios para las personas que, como tú, no se pueden permitir un préstamo en el banco.

Leasing

En primer lugar, puedes contar con el leasing, un método que está, en los últimos años, muy de moda, ya que lo que haces es una especie de alquiler de un coche, pagando mensualmente unas cómodas cuotas, pudiendo, al finalizar el contrato que has firmado en un principio de toda la operación, comprar el coche que has disfrutado por un precio mucho más bajo de lo que pagarías por uno nuevo en el concesionario. El tiempo mínimo de un contrato de leasing suele ser unos dos años, teniendo incluido en la cuota mensual desde el seguro, el mantenimiento del coche, entre otros impuestos.

Préstamos sin nómina

Una de las opciones más interesantes es esta que te ofrecemos en este lugar. Se trata, tal y como nos comentan los expertos de prestamistas.es de una modalidad muy cómoda para los usuarios, puesto que, incluso si la persona se encuentra en paro actualmente, pueden pedir este tipo de préstamos consiguiendo el dinero que necesitan para adquirir un coche completamente nuevo. El crédito mínimo que puedes pedir es 6000 euros y al igual que ocurre con el leasing, las cuotas que debes pagar todos los meses son muy pequeñas, ayudando a flexibilizar el pago del dinero prestado.

Préstamos de familia

Los préstamos por parte de familiares son los menos aconsejables del mercado, y posiblemente ya sepas la razón de porqué lo decimos. Cuando pides dinero a un familiar, o incluso a un amigo, al final terminas por poner en juego la estabilidad de vuestra relación, ya que, en algunos casos, dicha persona puede solicitar que le devuelvas el dinero de golpe, sin las cuotas que te ofrecen otros métodos aquí expuestos, por lo que corres el riesgo de no obtener una tranquilidad a la hora de pagar, sabiendo que estarás siempre en deuda con dicha persona, pudiendo este familiar echarte en cara que te ha ayudado. Como se suele decir, el dinero y los amigos o familiares nunca se han relacionado bien y es mejor mantenerlos separados para evitar disputas.

Carsharing

La última opción es el alquiler de coches por horas o incluso por días. En este caso, el coche en ningún momento va a ser tuyo, ya que, a diferencia del leasing, lo que estás haciendo es pagar por un servicio, y este servicio es el poder conducir un coche un tiempo estipulado. A pesar que es uno de los métodos en el que menos tienes el coche, ya que, por ejemplo, si contratas tenerlo para 4 horas, una vez finalizado el tiempo, debes de devolverlo, puede ser muy útil si únicamente lo necesitas para ir a trabajar ciertos días a la semana, por lo que muchas personas han optado por esta opción.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest