Cómo conducir de forma eficiente

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Cómo conducir de forma eficiente

¿Eres de los que pisa el pedal a fondo? ¿Arrancas el automóvil utilizando el acelerador? ¿Demoras mucho para cambiar de marcha? Si has respondido afirmativamente a estas preguntas es momento de que te detengas y leas el siguiente artículo sobre cómo realizar una conducción eficiente.

Los beneficios que podemos anotar de realizar una circulación vehicular eficiente no sólo se manifiestan en el plano medioambiental (poca contaminación acústica, reducción de los niveles de hidrocarburos y monóxido de carbono), sino que además, representa un alivio económico considerable, pues podríamos ahorrar hasta un 30% de combustible y evitarnos la sustitución temprana de piezas como las bielas, la junta de la culata o incluso el turbo (especialmente en los motores diésel).

Si hemos logrado captar tu atención con estos detalles, puedes comenzar a practicar desde hoy una conducción eficiente con las siguientes recomendaciones:

Atento a los cambios de marcha

Cuando comiences el recorrido deberás acelerar suavemente, y dado que la primera marcha es la que más consume, no demores en pasar a la segunda a los dos segundos o seis metros del trayecto. Siempre que puedas, deberás desplazarte en la mayor marcha posible, velando que el automóvil no se encuentre “ahogado”. Además, ten en cuenta que si necesitas recorrer el pedal del acelerador más allá de las 2/3 partes, esto significa que no estás en la marcha adecuada y debes cambiar a una menor.

Sobre el embrague

Evita frenar pisando el embrague, y tampoco lo emplees para encender el vehículo. En los cambios de marcha, utilízalo de forma rápida (no es conveniente que el motor descienda de las 400 rpm durante la transición).

¿Mayor velocidad es mayor ahorro de combustible?

No precisamente. Si sobrepasas los 100 km/h el consumo de combustible puede ser considerablemente mayor. Si a lo anterior le sumas el hecho de acelerar y frenar constantemente, tu bolsillo sufrirá las consecuencias.

Ahorra tus frenos

Si anticipas correctamente el momento de detenerte no necesitarás pisar el freno hasta el fondo. Aprende a controlar la inercia del vehículo y procura no descender en punto muerto por las pendientes (consume combustible). En el caso de las curvas, deberás reducir la velocidad a medida que te acercas y mantener una velocidad constante mientras te encuentres en ellas. Para las caravanas, nada mejor que una marcha engranada, tratando de no descender los 20 km/h para ahorrar combustible.

No abuses del aire acondicionado

Durante el invierno es mejor ir abrigado dentro del coche a tener que abusar de la calefacción. Al mismo tiempo, puedes proveer de una temperatura interior agradable para los meses de verano (sin excesos) y mantener las ventanillas cerradas si conduces a grandes velocidades (la resistencia al aire atenta contra el ahorro de combustible).

Los neumáticos también son importantes

Se trata de una cuestión tan sustancial que las nuevas regulaciones exigirán dentro de poco contar con sensores de presión obligatorios para los vehículos. En efecto, una rueda con la presión adecuada puede proveernos de hasta un 20% de ahorro de combustible, por lo que en este sentido te recomendamos optar por neumáticos de calificación energética A, los cuales son capaces de ahorrarnos un litro de combustible aproximadamente por cada 200 kilómetros recorridos.

Si haces una parada momentánea…

Y si esta parada la efectúas por más de dos minutos, no te olvides de apagar el motor. Recuerda que un coche detenido con el motor encendido puede llegar a consumir unos 0.7 litros aproximadamente por cada hora que permaneces en el mismo lugar. Además, este tipo de práctica no daña el motor.

No descuides el mantenimiento regular

Especialmente aquellos tipos de mantenimientos relacionados con los filtros. Si notas algún fallo en tu vehículo acude de inmediato al mecánico, pues muchas veces no somos conscientes del gasto de combustible que reportan algunas averías.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest