¿Qué es el certificado de navegabilidad y requisitos para obtenerlo?

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Si tienes un barco o estás pensando en conseguir uno, el certificado de navegabilidad es un trámite que debes tener muy presente, ya que navegar sin este certificado puede considerarse una infracción grave o incluso muy grave, tanto si no dispones de él como si lo tienes caducado. En este artículo te explicamos qué es el certificado de navegabilidad, cuáles son los requisitos para obtenerlo y cuánto dura, pues, como te comento, si lo tienes caducado puedes enfrentarte a una multa importante, así que es necesario que también conozcas cuándo y cómo renovarlo.

¿Qué es el certificado de navegabilidad?

El certificado de navegabilidad es el documento que acredita que la embarcación cumple con todas las condiciones exigidas de forma reglamentaria, indicando en él las comprobaciones que se han llevado a cabo, el tipo de embarcación y la fecha en la que será preciso renovarlo. Este certificado lo expedita la Administración Marítima, y es necesario que la embarcación se someta a una serie de inspecciones técnicas para conseguirlo.

El certificado de navegabilidad, no obstante, solo es necesario solicitarlo y contar con él en un tipo determinado de embarcaciones, ya que los barcos que se acogen al régimen especial de embarcaciones con Marcado CE, con eslora igual o inferior a 12 metros, deben contar únicamente con el Certificado de Inscripción. No obstante, las embarcaciones matriculadas sí deben disponer del certificado de navegabilidad al día.

El objetivo de este certificado es el de garantizar la seguridad de las tripulaciones de los barcos en todos los contextos. Aunque la administración responsable es la Administración Marítima, como verás más adelante en los pasos a seguir para conseguir el certificado, esta administración no es muy grande, por lo que no es ella la responsable de realizar las inspecciones en sí mismas, sino una de las muchas entidades colaboradoras con las que cuenta.

Este certificado, asimismo, será preciso pagarlo, como cualquier trámite gubernamental, aunque su precio no está fijado, pues depende de varios factores, desde el tipo de embarcación hasta el tipo de inspección que será necesario llevar a cabo en cada caso. Así pues, un trámite de estas características puede variar entre los 150 y los 1000 euros, pudiendo superar esta última cifra en algunos casos.

Requisitos para obtener el Certificado de navegabilidad

Afortunadamente conseguir el certificado de navegabilidad no es un trámite complicado, pues hoy por hoy su procedimiento se ha simplificado considerablemente. Aun con todo, este certificado solo puede obtenerse si la embarcación cuenta con determinados requisitos. Según la información extraída del portal MisTramitesyRequisitos.com con respecto a este certificado, los requisitos básicos que debe cumplir cualquier barco son los siguientes:

  • En primer lugar, la embarcación debe tener un máximo de 24 metros de eslora. Esta medida también puede equivaler a 12 pasajeros máximos si es el caso.
  • Se debe contar con un documento que acredite la propiedad de la embarcación, que puede ser tanto la factura de la compra como el título correspondiente.
  • Debes entregar la solicitud adecuada, para lo cual puedes consultar cuál es en el propio portal de MisTramitesyRequisitos o consultar con la administración especialidad.
  • A la hora de solicitar el certificado tendrás que presentar una copia de tu documento de identidad, ya sea el DNI en caso de propietarios españoles o el documento pertinente en caso de ser extranjero.

Para conseguir que todo salga a pedir boca tienes que seguir necesariamente los pasos impuestos por la Administración Marítima para poder conseguir el certificado, pues no basta con presentar la solicitud. Ese es, de hecho, solo el primer paso. Una vez has rellenado y presentado la solicitud, tendrás que entregarla en una de las entidades colaboradoras de la Marina Mercante de España. En base a ello, se asignará un inspector a tu embarcación y se realizarán las inspecciones necesarias. Te darán una fecha para realizarlas, normalmente dentro de los próximos quince días hábiles sin contar con días festivos.

Si no hay inconveniente, una vez se finalice la inspección y salga todo correctamente tendrás que ir a recoger tu certificado de navegabilidad en una de las oficinas correspondientes. Si no lo consigues, no obstante, deberás solventar los problemas que hayan sido descubiertos durante la inspección y una vez arreglados volver a iniciar el proceso para solicitar el certificado.

¿Cuánto dura el Certificado de navegabilidad y cómo renovarlo?

De nuevo, el tiempo fijado de duración de un certificado de navegabilidad depende del tipo de embarcación. Por ejemplo, los barcos que no superan los seis metros de eslora no necesitan renovarlo, a no ser que realicen algún cambio en la embarcación, en cuyo caso sí será necesario notificarlo y volver a solicitar la inspección. Los barcos que tengan entre seis y veinticuatro metros de eslora tendrán que renovarlo en la mayoría de los casos cada tres años, pero según el tipo de barco también puede ser necesario llevar a cabo la renovación cada dos.

Una vez se emite el certificado de navegabilidad, en el propio certificado pone la fecha en la que se ha de renovar, por lo que tendrás que tener en cuenta la conclusión del inspector para saber cuándo proceder de nuevo. Esto se debe a que dependiendo de los materiales o del tipo de barco es posible que la madera del casco, por ejemplo, sea más proclive a la aparición de grietas, en cuyo caso la inspección podría determinar que la fecha de renovación deberá ser más temprana.

Para renovarlo tendrás que acudir a la entidad colaboradora de inspección donde vayas a solicitarlo con una antelación mínima de quince días naturales a la fecha en la que va a caducar el documento. Puedes acudir a la entidad colaboradora que emitió el certificado en primer lugar o consultar con la Capitanía Marítima de las entidades cercanas a tu zona, en caso de que te hayas desplazado o no tengas constancia de cuál llevó a cabo el certificado en primer lugar.

En cualquier caso, se trata de un trámite legal que es necesario tener para poder navegar. Si llegas a navegar sin este certificado el regla podrías ser multado, y aun con todo es necesario que tú mismo revises lo esencial y tengas presente las pruebas realizadas para que el barco sea lo más seguro posible para ti, para tu tripulación y para sus pasajeros en caso de que tu barco tenga como objetivo el transporte de personas.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Warning: A non-numeric value encountered in /home/anezmrsj/public_html/motor10.online/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 2015