Espejos retrovisores: para qué sirven y cuáles son obligatorios

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Cuando tienes un coche uno de los aspectos que más debes cuidar es tu seguridad así como la de los pasajeros. Así, que debes ser muy cuidadoso al conducir y cumplir con todas las reglamentaciones establecidas por la ley.

Uno de los accesorios imprescindibles en cualquier vehículo son los espejos retrovisores, los cuales se colocan generalmente en el interior y los laterales del coche. Estos tienen la función de aumentar tu campo de visión, para minimizar los riesgos de accidentes al hacer distintas maniobras.

Por ley, hay espejos retrovisores que son obligatorios según el tipo de vehículo que estés conduciendo. Asimismo, es muy importante saber comprobar el reglaje de los mismos a fin de reducir los puntos ciegos y así conducir con mayor tranquilidad.

¿Qué te permiten los espejos retrovisores?

Las personas tienen un ángulo de visión limitado, que va de 170 grados cuando observas horizontalmente y 100 grados de forma lateral. Por tanto, es imposible poder controlar todos los ángulos de visión dentro del vehículo sin hacer giros que pueden ser peligrosos.

Al colocar los espejos retrovisores, el ángulo de visión se amplía hasta casi 360 grados, sin necesidad de que el conductor deba girar la cabeza. Esto le permite observar y tener control en todo momento de lo que rodea al vehículo.

Los espejos retrovisores son de gran utilidad al momento de sobrepasar a los coches en la vía, ya que puedes apreciar si alguno se aproxima por el carril. Asimismo, son necesarios cuando quieres cambiar de carril y para controlar la distancia de otros vehículos que vengan detrás de ti.

Con los espejos retrovisores también puedes observar a los pasajeros en los asientos traseros, lo cual es de gran utilidad cuando viajas con niños. Por lo general, los coches suelen traer tres espejos retrovisores, los cuales cumplen diferentes funciones:

Retrovisor central: este te brinda visión hacia la parte posterior del vehículo, permitiendo ver si algún otro coche se acerca mucho por atrás. Asimismo, es indispensable al momento de retroceder y es útil cuando te requieres estacionar.

Retrovisor lateral izquierdo: con este espejo puedes apreciar los coches que se acercan por el carril izquierdo. Por tanto, es imprescindible al momento de adelantar a otros automóviles o cuando necesitas cambiar de carril.

Retrovisor lateral derecho: es útil en el momento de estacionarte, a fin de lograr alinearte de forma correcta. También es necesario si requieres incorporarte al carril derecho en alguna maniobra.

¿Cuándo debes comprobar el reglaje de los espejos retrovisores?

Ya que estos espejos complementan en gran medida tu visión al conducir, se debe comprobar su reglaje antes de iniciar la marcha del coche. Para esto, lo más conveniente es hacerlo en un terreno que sea recto y llano.

Uno de los aspectos que más debes cuidar y por lo que es importante comprobar el reglaje, son los puntos ciegos. Estos corresponden a un ángulo muerto en el que pierdes totalmente la visibilidad y puede llevar a que ocurran accidentes al maniobrar el coche.

Para evitar estos inconvenientes, los espejos retrovisores de los vehículos más modernos incorporan dispositivos electrónicos. Estos dan una señal de alarma si un coche se acerca demasiado, siendo las mejores opciones los que llevan cámara porque dan una visión más completa.

Para lograr el correcto reglaje de los espejos retrovisores, te recomiendo seguir las siguientes indicaciones:

  • Ajusta el espejo retrovisor interior para que se encuentre centrado con la luna trasera del vehículo. Esto te debería dar una visión más amplia de los vehículos u objetos que están cercanos a la parte trasera.
  • Inclina tu cabeza hacia la ventanilla del conductor hasta tocarla y en esa posición ajusta el retrovisor lateral izquierdo. Colócalo de tal forma que puedas observar la esquina posterior del coche.
  • Realiza la misma operación hacia el lado derecho del auto y ajusta el espejo retrovisor hasta que también visualices la parte trasera.

Si el reglaje de los retrovisores se realizó correctamente, al conducir debes ver el vehículo que se acerca por detrás desde el espejo interior. Luego, cuando este coche cambia de carril, lo deberías visualizar por el espejo retrovisor lateral correspondiente.

La transición de visualizar el vehículo entre el espejo retrovisor interior y el lateral debería ser instantánea. Es decir, no deberías perder de vista en ningún momento el coche que se está desplazando, por lo que se redujeron al mínimo los puntos ciegos.

Puede que al principio te cueste un poco utilizar los retrovisores de esta forma, porque debes acostumbrarte a ver primero el interior. Luego debes ir hacia los exteriores, ya que no cubren el mismo ángulo de visión.

Al momento de comprar un vehículo, conviene que revises si los espejos retrovisores son de calidad y/o incluyen algún dispositivo electrónico. En https://www.automotor10.com/, vas a encontrar coches que cumplen con todas las reglamentaciones y que se ajustan tanto a tus necesidades como presupuesto.

¿Qué retrovisor es obligatorio?

Según la legislación vial española, cada tipo de vehículo debe cumplir distintas reglamentaciones con respecto al uso de los retrovisores:

Coches: los turismos de hasta 9 plazas están en la obligación de llevar el retrovisor interior y el lateral izquierdo. Si el vehículo tiene acoplado un remolque, se deben incorporar dos espejos retrovisores adicionales.

Motos: esto va a depender de la velocidad máxima que pueden alcanzar estos vehículos, tomándose como límite 100 km/h. Las motocicletas que alcanzan esta velocidad o menos tienen que llevar el retrovisor izquierdo y las que exceden los 100 km/h deben tener también el derecho.

Vehículos para transporte de pasajeros: cuando se superan las 9 plazas, deben llevar el interior y tanto el lateral izquierdo como el derecho.

Camiones: depende del peso de estos vehículos de carga, siendo obligatorio el interior y lateral izquierdo en los que pesan menos de 3,5 toneladas. Aquellos entre 3,5 a 7 toneladas el interior y los dos laterales y los que tienen más de 7 toneladas, además deben tener un retrovisor gran angular y otro de proximidad.

No obstante, aunque en un coche solo sean obligatorios el retrovisor interior y el izquierdo, es recomendable que utilices también el derecho. Esto te ayudará a aumentar tu ángulo de visión y evitar tener puntos ciegos.

Otro aspecto que no debes descuidar es la limpieza de los espejos retrovisores, para garantizar una mejor visibilidad. Asimismo, conviene contar con aquellos que te dan señales de advertencia si se acerca un objeto al coche.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Warning: A non-numeric value encountered in /home/anezmrsj/public_html/motor10.online/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 2015