Claves para ahorrar en el seguro de la moto

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Claves para ahorrar en el seguro de la moto

Contratar un seguro de moto es una de las mejores decisiones que podremos tomar a la hora de proteger nuestra economía y nuestra vida. Hoy en día es prácticamente una obligación contar con este tipo de respaldos para garantizar algunos escenarios tan desagradables como robos, accidentes, averías, etc. Repasemos algunos aspectos claves que debes tener en cuenta a la hora de solicitar tu seguro.

El modelo de la moto es importante

Las compañías aseguradores establecen una diferencia de precios según el modelo de la moto y su cilindrada. Evidentemente, un modelo entre los 500 y 1000 cc tendrá una póliza más elevada (presenta un mayor número de accidentes), al igual que aquellas motos entre 75 y 100 cc (por ser la más frecuentes entre los jóvenes inexpertos).

Tómate tu tiempo para elegir

Actualmente existen una gran cantidad de compañías aseguradoras, cada una de ellas tratando de ofrecer lo mejor para destacar por encima de la competencia. Esto se traduce en un mayor número de opciones para los conductores, por lo tanto no te desesperes y analiza bien cuál de las ofertas es la que más se ajusta a tus necesidades.

Atento al tarificador

Una póliza de seguros depende en gran medida de la edad del cliente, sus años de experiencia como conductor y el tipo de vehículo que utiliza. Al mismo tiempo, existen varias modalidades de seguros que deberás evaluar para obtener la más económica y eficiente. Si el tarificador no te pide tus datos, no obtendrás una tarifa real.

¿Pago único o fraccionado?

Cada modalidad de pago guarda sus ventajas e inconvenientes. No obstante, en la mayoría de las ocasiones es más económico optar por una prima única a tener que abonar de manera separada cada servicio. Valora cuál de ambas alternativas es la que mejor se ajusta a tu presupuesto.

Verifica la siniestralidad

Aquellos conductores que no presenten siniestros con su vehículo podrán contar con un respaldo mucho más económico, puesto que, si has sufrido algún escenario de este tipo, la póliza será mucho más cara a modo de penalización, tratándose incluso del mismo tipo de seguro.

¿Qué es una franquicia?

Uno de los conceptos que más se manejan en la actualidad es el de seguro a todo riesgo con franquicia. Básicamente permite que un asegurado pueda hacerse cargo de una parte del coste ante cualquier siniestro. En otras palabras, esto significa una póliza de seguro mucho más económica, aunque en algunos casos conviene estudiar hasta qué punto esto representa una ventaja sustancial para el conductor.

La mejor época para contratar un seguro

Aunque no es una ciencia cierta, la experiencia ha demostrado que durante el otoño y el invierno las pólizas de seguro son mucho más asequibles. Esto se debe a la caída de las ventas de motos, lo que trae como consecuencia un despliegue de ofertas muy suculentas por parte de las empresas para captar un mayor número de clientes. Permanece atento.

Cancela tu seguro previo

Si cuentas con un seguro actualmente, la Ley (Ley de Contrato Seguro, artículo 22) estipula que para cancelarlo, deberás comunicarlo previamente (dos meses como mínimo) en aras de obtener la baja y poder contratar un nuevo seguro. Ten en cuenta además que los contratos de seguro tienen una vigencia anual (incluso si se trata de un pago fraccionado por meses).

Contrata justo lo que necesites

Muchas veces solicitamos coberturas innecesarias (o una franquicia exagerada) que luego puede traducirse como una pérdida de dinero a largo plazo. Antes de cerrar el contrato asegúrate de haber obtenido una cobertura real y acorde con tus necesidades y tu presupuesto.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest