Viajes en moto, ¿Qué hay que llevar?

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Viajes en moto, ¿Qué hay que llevar?

Viajar en moto es una experiencia totalmente diferente a hacerlo en un automóvil, especialmente en términos de espacio de almacenamiento. En este sentido, precisaremos de un alto orden de organización y practicidad para llevar solamente lo imprescindible y no morir en el intento.

En primer lugar necesitaremos evaluar el tipo de maletas que llevaremos. Nunca optes por una mochila, ya que, aunque son cómodas, pueden terminar dañando nuestra espalda. Además de lo anterior, ten en cuenta lo siguiente:

Elige la ropa necesaria: Y recuerda que esta debe ser variada para cubrir cada escenario (sudadera, pantalones, bañador, calzado ligero, etc.). Por supuesto, esto también estará en dependencia de las condiciones del lugar al que vayamos.

Documentos imprescindibles: Los documentos ocupan poco espacio pero son muy importantes para disfrutar de un viaje seguro y libre de imprevistos. En este sentido, no te olvides de contar con un mapa de carretera (de ser posible lleva un GPS navegador), guía de viaje y documentos de la moto (incluido el recibo del seguro).

Accesorios básicos: En este apartado se incluyen las gafas de sol, la linterna y por supuesto, el kit de herramientas para afrontar cualquier rotura (llave inglesa, alicates, fusibles, atornilladores, etc.), así como un equipo antipinchazos (una solución temporal hasta que puedas remendar el agujero del neumático).

Sobre el dinero: No es recomendable trasladarse con grandes sumas de dinero. Siempre es mejor contar con tarjetas de crédito.

Otras herramientas: Quizás puedan parecer innecesarias, pero la idea es tratar de cubrir todos los escenarios posibles. Para ello, es aconsejable empacar un paquete de bridas (para remendar cualquier pieza de la moto), cinta adhesiva, llaves de repuesto para la moto (siempre separadas de la llave original), bolsas de plástico, etc.

Móvil: Aunque es algo evidente, no podemos dejar de mencionarlo. Un teléfono móvil siempre es importante para contactar en caso de emergencias, pedir ayuda, etc.

Aceite de motor: Algunas motos necesitan de este líquido para ofrecer un funcionamiento “óptimo”. Calcula la cantidad que necesitarás durante el recorrido y no te olvides de engrasar las cadenas en caso de lluvia o escenarios similares.

Para tu propia seguridad: Porta dos antirrobos durante el viaje y colócalos en el disco y en la horquilla de la moto. Tampoco olvides llevar una faja para proteger tus riñones y glúteos. Si cuentas con guantes de repuesto podrás intercambiarlos si te mojas o en caso que descienda la temperatura, del mismo modo en que un mono de agua te protegerá la ropa (y tu salud), además es muy fácil de portar y no ocupa mucho espacio.

Bolsas de plástico: Puedes almacenar con ellas tus objetos de aseo, el teléfono móvil por si llueve, la ropa sucia y las herramientas de la moto. Sin duda muy prácticas.

Pañuelos de papel: Sirven para mantener siempre limpio el casco, así como los espejos retrovisores, e incluso, podrán ser de gran ayuda ante cualquier necesidad fisiológica imprevista.

¿Dónde empacar?

Ahora que ya sabes todo lo que necesitarás para tu viaje debes saber dónde almacenar todos estos objetos.

Bien puedes optar por una red (recogida cabe en cualquier espacio) o una maleta rígida, mucho más segura y poco dada a romperse. Si en cambio, estás en busca de algo más ligero, puedes decantarte por una bolsa de colín (ideal si viajas solo para aprovechar el asiento trasero de la moto), o unas maletas tipo alforjas, bastante fáciles de utilizar.

Si se trata de un viaje pequeño, la mochila también es una opción muy recomendada. Los pulpos también son ideales para obtener mayor firmeza durante el viaje, lo que además podrás complementar con un “top case” para portar tus cosas elementales y tenerlas siempre a mano.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest