5 claves para comprar un coche de segunda mano

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

5 claves para comprar un coche de segunda mano

Los coches de segunda mano pueden ser una buena inversión si sabes bien dónde y cómo buscar. En la mayoría de las ocasiones, nos asalta la duda de si estamos realmente ante un vehículo que, a pesar del paso de los años, aún conserva sus prestaciones. Realmente, el equilibrio precio/funcionalidad es muy delicado en este tipo de compras, por lo que conviene conocer algunas claves importantes para no ser timados y contar con todas las garantías de una compra satisfactoria y sobre todo, económica.

Claves para comprar un coche de segunda mano

Concesionarios vs. Particulares

Se trata de la primera cuestión a la que nos enfrentamos cuando queremos adquirir un coche de segunda mano: ¿Concesionarios o particulares? En el caso de los primeros, encontraremos coches de ocasión con muchas ofertas sustanciales. Por ejemplo, un concesionario te brindará un período de garantía mucho más amplio que un particular (hasta dos años), mientras que este último apenas te ofrecerá seis meses de garantía.

Por otra parte, los concesionarios disponen de puntos físicos en los que podrás efectuar una reclamación en caso de que el vehículo presente desperfectos o no se cumplan las condiciones pactadas previamente en el contrato.  En el caso de los particulares, la reclamación es menos rigurosa, y en muchos casos una demanda legal es la única solución.

Inspecciona el coche a fondo

Una vez que hayas encontrado un buen coche, procura revisarlo prudentemente para detectar posibles fallos o desperfectos. Si no posees conocimientos de mecánica puedes hacerte acompañar de un profesional, aunque de manera general es importante no perder de vista los siguientes elementos:

  • Cuentakilómetros: Nos brindará mucha información sobre el motor. Verifica que no haya sido manipulado engañosamente para aparentar un menor uso del vehículo.
  • Frenos: Evidentemente se trata de uno de los aspectos más importantes, pues nuestra vida y la seguridad de los pasajeros depende de ello.
  • Líquidos: Inspecciona el interior del capó en busca de fugas o manchas de aceite, sobre todo bajo el cárter, así como cualquier derramamiento de agua o líquido anticongelante.
  • Tubo de escape: Si encuentras grietas o expulsa humo negro con el vehículo encendido, no es buena señal.
  • Dirección: Puedes comprobarla girando el volante y permaneciendo atento a cualquier ruido anormal.
  • Parachoques: Verifica que no ha sido sustituido o posee rozaduras. Muchas veces los vendedores tratan de ocultar esta información para aparentar que el coche no ha sufrido accidentes.
  • Indicadores del panel: Comprueba que las luces no señalan algún fallo mecánico.
  • Cinturones de seguridad: Examina los anclajes y el funcionamiento general de estos elementos.

No te conformes con la primera opción

Ni siquiera con la segunda o la tercera. Lo mejor en este caso es contar con muchas opciones de distintos vendedores, de modo que puedas hacer una valoración correcta y decidirte por la mejor de las ofertas. El aspecto general del vehículo nos dirá tanto como el propio vendedor. Son detalles que a la larga pueden salvarnos de realizar una mala inversión.

Tampoco descuides el papeleo

Comprueba que todos los papeles se encuentren en regla, así como el registro del vehículo. Nuestro consejo en este caso es que acudas a la DGT para obtener toda la información referente al propietario actual (y antiguos propietarios), multas pendientes del vehículo y permiso de circulación.

Contrato final

Una vez que has verificado el estado general del vehículo (pide conducirlo también para asegurarte de su funcionamiento en la vía), deberás elaborar un contrato por escrito, de modo que puedas evitarte sustos posteriores. Al mismo tiempo, no te olvides de abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (4% del valor del vehículo) en cualquier delegación de Hacienda.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest