¿Coche de gasolina o coche diesel?

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

¿Coche de gasolina o coche diesel?

¿Sabías que más de la mitad de los vehículos en España utilizan combustible diésel? ¿A qué se debe este hecho?

Veamos. Cuando un conductor decide adquirir un vehículo nuevo, estará dispuesto a pagar un poco más de su presupuesto con tal de hacerse con un modelo diésel, lo cual puede entenderse si tenemos en cuenta el precio de este combustible frente al de la gasolina. El hecho anterior representa una inversión justificada a largo plazo para el conductor, aunque en ocasiones, se trata de un análisis desacertado.

Muchas veces sucede que cambiamos de domicilio o nuestras condiciones de vida se modifican de tal manera que no necesitamos desplazarnos grandes distancias para arribar al trabajo o recoger a los niños en la escuela. En ese caso, la decisión de adquirir un coche diésel pierde todo el sentido, y esto es algo que le sucede a un gran sector de la población en nuestro país.

Entrando en detalles

Supongamos que deseamos adquirir un nuevo coche diésel. En ese caso, la diferencia del precio con respecto a un modelo de gasolina estará entre un 15% y un 18% superior (tomando como referencia un coche de gama media que oscile entre los 12 000 y los 18 000 euros). Si el pago se efectúa a crédito, estas cifras continuarán creciendo, puesto que los intereses generados separarán aún más la brecha a un 25% de diferencia.

A lo anterior debemos sumarle además el seguro, un aspecto donde los vehículos diésel vuelven a mostrar una clara diferencia negativa. O sea, que si decidimos comprar un automóvil de 15 000 euros, deberemos pagar un extra de 2000 euros (teniendo en cuenta lo descrito anteriormente), más unos 60 euros de manera anual por concepto de seguro.

Por si fuera poco, tras cinco años de adquirido el vehículo, tendríamos que abonar además el mantenimiento del mismo, lo que supone unos 300 euros adicionales cada año. En resumen, un coche diésel puede resultarnos unos 4500 euros más caro de lo que teníamos previsto, por lo que sólo compensaríamos este hecho ahorrándonos igual cantidad en gasto de combustible.

Pero, el combustible es más económico actualmente

En efecto, la diferencia en el precio del combustible diésel y la gasolina se ha visto cada vez más reducida, y si bien hace unos años se encontraba alrededor del 15%, hoy en día esta cuestión se reduce a unos 5 céntimos aproximadamente entre uno y otro combustible (lo que en otras palabras significa que deberíamos llegar a los 220 000 kilómetros para que nuestra elección por un coche diésel pueda ser justificable).

Adicionalmente, debemos tener en cuenta que las regulaciones actuales en la mayoría de las ciudades permiten cobrar más a los coches según su nivel de contaminación, una categoría en la que los modelos diésel se ubican en las primeras posiciones de la lista (incluso en París se ha limitado su uso). Evidentemente, se trata de una razón más que atenta contra nuestros planes de ahorro, por lo que, a menos que uses tu coche con bastante frecuencia y realices viajes largos, elegir un coche diésel se vuelve cada vez más desaconsejable.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest