5 claves para comprar la mejor moto usada

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

5 claves para comprar la mejor moto usada

Lanzarse al mercado en busca de una moto de segunda mano requiere de paciencia, agallas y sobretodo, mucho conocimiento. La diferencia entre un fracaso total, con la consiguiente pérdida de nuestro dinero, y una compra satisfactoria, dependerá de algunos aspectos como los que te presentamos a continuación.

Las 5 claves para comprar una moto de segunda mano

Conoce el presupuesto real

En muchas ocasiones sucede que adquirimos una moto en buen estado y a un precio más que asequible. Sin embargo, lo que algunas personas desconocen es que el “precio final” de la moto incluye además las tasas de Tráfico, el seguro y algunos honorarios extras que al final, excederán considerablemente tu presupuesto.

Para evitar esta situación, infórmate adecuadamente antes de realizar la compra. En la web podrás encontrar infinidad de recursos para comparar ofertas y obtener todos los detalles posibles sobre la moto que has elegido. Otro aspecto importante que no debes descuidar es el mantenimiento. Verifica cuántos kilómetros harás de manera periódica y cada cuánto tiempo deberás cambiar los neumáticos y demás piezas.

A la hora de buscar en la web

Es importante tener en cuenta algunos aspectos. Por ejemplo, a través de la foto en el anuncio podemos sacar el estado general de la moto, las modificaciones realizadas y si cuenta con algún arañazo o desperfecto visible (aunque muchos vendedores tratarán de ocultar este tipo de detalles).

En cuanto a la fecha de inserción del anuncio, se trata de un aspecto que podrá decirnos si la moto realmente vale la pena. Un anuncio que lleva más de seis meses en la página nos indica que ha llamado poco la atención, por lo que te recomendamos filtrar la búsqueda comenzando por las ofertas más recientes.

Finalmente, no te olvides de negociar el precio con el vendedor. Algunas personas fijan un valor demasiado alto para el producto con la intención de engañar o timar a los compradores. Recuerda que no debes decidirte por la primera oferta que veas, si bien lo mejor es estudiar a fondo todas las opciones disponibles.

Sobre los negocios profesionales

La diferencia entre un concesionario de motos y un vendedor particular, es que este último no te ofrecerá todas las garantías y el respaldo profesional que puedes tener en un negocio establecido. Además, este tipo de empresas podrá asesorarte en cuanto al seguro y los gastos extras de tu compra. Por lo tanto, y si debes pagar un poco más, siempre opta por acudir a la tienda.

¿Qué ver a la hora de comprar una moto usada?

En primer lugar, nuestra inspección debe centrarse en el aspecto externo del vehículo. Si observas una moto bien cuidada a pesar del paso de los años, podrás comprobar que su dueño se ha ocupado bien de ella. Revisa los puntos más comunes por donde podría escaparse el aceite (cilindros, retenes de la horquilla, juntas, cárter, etc.) y observa con detenimiento cualquier desperfecto o rozadura en los componentes.

Los pequeños detalles pueden decirnos mucho. Si observas el pedal torcido, un escape dañado, y sobre todo, la pipa de dirección repintada, son claros síntomas de una moto en mal estado. Las celdas del radiador no deberán estar torcidas, así como deberás comprobar que no existan fugas en el circuito de refrigeración (destápalo lentamente y comprueba que no haya silbidos inusuales).

Domina el arte de regatear

Recuerda que los vendedores “inflan” el precio inicial de la moto, por lo que deberás tener los argumentos necesarios para obtener una rebaja que te permita ahorrarte unos euros. Estudia bien los precios del mercado y no te muestres desesperado. Cualquier desperfecto encontrado en la moto puede ser igual una buena excusa para lograr un descuento.

Finalmente, no te olvides de revisar los papeles (permiso de circulación, ficha técnica, ITV, multas, etc.) con lo cual podrás evitarte algún que otro susto. Buena suerte.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest